La Rioja, Argentina

Gobierno nacional en busca de bajar la edad de imputabilidad

| 05/10/2017 07:44:00 | La idea del macrismo es llevar de 16 a 14 años la edad mínima a partir de la cual jóvenes deben responder penalmente, pese a que una comisión de especialistas le aconsejó no disminuirla. La Iglesia y el PJ lo rechazan de plano. Aducen que está probado en otros países que la baja no es la solución. El debate está instalado.

En plena campaña electoral, el Gobierno Nacional anunció su intención de avanzar en el Congreso con la ley que instrumente un nuevo régimen penal juvenil. El proyecto sería enviado por la Casa Rosada después de las elecciones del 22 octubre pero fue evidente la intención de instalar el tema en la previa a los comicios con la decisión de anunciarlo este lunes.

La confirmación corrió por cuenta del ministro de Justicia, Germán Garavano. La iniciativa, según explicó, “forma parte del proceso que tiene que ver con mejorar la situación de jóvenes en conflicto con la ley penal”.

“No se trata solamente de un tema de edad, sino de tener una ley que permita un abordaje integral de jóvenes en confl icto con la ley penal”, remarcó el funcionario para anunciar, como lo había hecho en el mes de marzo, la intención de que se apruebe en el Congreso una nueva ley penal juvenil, pero que no prosperó debido a que el Ejecutivo decidió sacar el tema de la agenda parlamentaria.

Según fuentes de la cartera de Justicia, el proyecto en el que se está trabajando se centra en la posibilidad “de bajar la edad de imputabilidad a 14 años para delitos gravísimos”, como homicidios, y a 15 años para los delitos considerados “graves”, como una violación. Para los delitos considerados “menores” no habrá, como hasta ahora, sanción alguna.

“Como el chico que roba no tiene ninguna sanción, entonces se anima a cometer delitos de mayor gravedad y a lo que aspiramos es a que exista una escala a la hora de penar la gravedad de los delitos cometidos”, explicaron voceros del Ministerio de Justicia.

“El texto también contempla la implementación de un programa social para contener a los menores que comentan delitos, como la posibilidad de recibir asistencia psicológica y el acompañamiento de tutores”, agregaron voceros de Garavano. También, se aborda el eje de prevención de delitos que consiste en implementar un seguimiento de los niños escolarizados. “Tenemos que garantizar que los menores no abandonen el espiral educativo, razón por la que se trabaja de manera coordinada con todos los Ministerios, sobre todo con el de Desarrollo Social y el de Educación”, señalaron desde Justicia.

En Cambiemos apuestan a que tras las elecciones, en las que confían en mejorar su performance de las PASO, el clima político será más propicio para avanzar con esta ley en el Parlamento. Señalan que la búsqueda de consensos con otros bloques se dará con mayor facilidad una vez que pasen los comicios.

Más allá del buen clima que vislumbran, en Cambiemos aseguran que la discusión dará para largo, con lo que es probable que se pueda comenzar a debatir el texto con la actual conformación parlamentaria, pero que se termine sancionando después del 10 de diciembre, cuando se produzca el recambio legislativo.

MÁS LEÍDAS