Se trata de dos franceses y un belga que llegaron para una prueba de parapente. El doctor Germán Guglieri confirmó que les exigió el autoaislamiento en un hostel de Famatina. Por el momento no presentan síntomas, pero deberán cumplir la cuarentena.

El Doctor Germán Guglieri confirmó a CADENA ARGENTINA LA RIOJA que tres turistas europeos se encuentran autoaislados en Famatina, en el marco de una medida preventiva por la circulación del coronavirus.

“Por el momento no presentan síntomas, pero deberán cumplir la cuarentena de catorce días”, explicó Guglieri, quiend detalló que se trata de dos franceses y un belga, que llegaron hace diez días a la Argentina y llegaron a Famatina para hacer parapente.

“Fui a buscarlos al hotel y ya no estaban. Les dije al dueño del hostel que me busquen urgente, se comunican conmigo o los mando a buscar con la policía”, relató.

El médico resaltó la predisposición de las tres personas, a quien les exigió autoaislarse en el hostel. “es un lugar ideal, porque están apartados y en un lugar abierto”, explicó.

Guglieri remarcó que por ahora, los turistas no tienen síntomas, pero que serán controlados en los próximos días. Además remarcó que hay otras dos personas que no viajaron, pero que estuvieron en contacto con ellos tres.

“Nunca me tocó pasar por esta situación. Esta pandemia nos está llevando a hacer cosas exageradas o tal vez nos tratan de locos. Pero estas acciones drásticas son las que pueden hacer la diferencia en el futuro. Cualquier actitud que tomemos, que parezca exagerada, no la vamos a ver así cuando tengamos a doscientos enfermos”, analizó y remarcó que “la libertad de una persona, es la salud pública de toda la sociedad para mañana”.

Guglieri manifestó que “hay que ser conscientes y empáticos”, y consideró que “la diferencia de una reunión entre 1500 personas o 100, es el tiempo de propagación del virus”.

“Tenemos que dejar pensar que esto a mí no me va a pasar. Hay que darle la importancia que tiene, en otros lugares no se la dieron y pasó lo que pasó”, enfatizó y puso como ejemplo una situación personal, ya que contó que su hija cumple 15 años dentro de dos semanas y tuvo que anunciarle la postergación de la fiesta, para evitar un posible contagio. “Tenemos que ser responsables”, completó.