Finalmente el gobierno riojano confirmó que desde el lunes 16 al viernes 20 de marzo no habrá clases en ninguna escuela pública o privada. Se determinó a modo de prevención por el avance del dengue en la provincia.

Lo mismo ocurrirá para la administración pública, donde el gobierno sólo dispondrá guardias mínimas a lo cual adhirió el Poder Legislativo.

El gobierno pretende que durante esta semana la sociedad también asuma la responsabilidad de colaborar en sus hogares con las tareas de descacharreo.

Esta medida ya la habían las provincias de Misiones y Jujuy y Nación haría lo propio este domingo con el resto de las provincias y el anuncio estaría a cargo de Nicolás Trotta, ministro de Educación.

Por su parte, la UNLaR suspendió las clases hasta el 30 de marzo y el Colegio Universitario San Martín hasta el 25 de Marzo.-

UN SÁBADO MUY MOVIDO PARA EL EJECUTIVO

En reunión de gabinete el gobernador de la Provincia, Ricardo Quintela llevó en primera instancia tranquilidad a la población ante los casos confirmados de dengue y pidió calma en lo relacionado con el coronavirus, ratificando que todavía no hay enfermos por dicha enfermedad en La Rioja.

Se estableció la suspensión de clases por 7 días y feria para la administración pública por igual período para evitar la propagación del dengue.

En ese sentido, se estableció determinar la suspensión de las clases en todo el territorio de la provincia por el término de siete días corridos a partir del lunes 16 del corriente para intensificar las tareas de control del dengue en los establecimientos educativos.

En consonancia con esta medida también se decidió establecer una licencia y/o feria administrativa para trabajadores públicos de los Poderes Ejecutivo y Legislativo sin que signifique descuento de haberes.  Los responsables de cada área determinarán las guardias necesarias para cada servicio. En este aspecto, se solicitó a la Función Judicial y a los Municipios la correspondiente adhesión y acompañamiento.

En sintonía con lo expuesto, se solicitó a la población colaborar en la lucha y combate del dengue; permanecer en sus hogares y evitar la aglomeración y congestión de personas.

Así también se solicitó la colaboración de los Municipios para el cumplimiento efectivo de las medidas dispuestas en el Decreto 345, referidas a evitar la concentración de ciudadanos en lugares como locales bailables, bares, restaurantes, confiterías, cervecerías, etc. y la suspensión de toda actividad y/o espectáculos deportivos, culturales, religiosos, recreativos, sociales, etc, ya sean de carácter público o privado.

De igual manera, se solicitó a la sociedad en su conjunto que colabore adoptando los cuidados que aconseja el protocolo de la Organización Mundial de la Salud, que se aplica a través  del Ministerio de Salud de la Provincia.

Finalmente, se aclaró que los controles intensivos en el aeropuerto, terminal de ómnibus y puestos camineros son a modo preventivo ante la pandemia del Coronavirus. Allí se aplica el protocolo sanitario a todas las personas que ingresan a la provincia.

«Queremos llevar la tranquilidad de que estamos tomando todas estas medidas para cuidar a la población y brindar seguridad ante esta situación que estamos viviendo», manifestó el mandatario provincial.