La cifra de víctimas mortales ya llega a 1809 desde que estalló la crisis del COVID-19. Los infectados son 20.603, más de 2800 casos en un día. Italia es el país más afectado pr la pandemia global.

Los números siguen siendo impiadosos con Italia. Si bien habían advertido que el cierre casi total y la cuarentena de 60 millones de personas eran medidas extremas que no iban a tener efecto inmediato, los números del coronavirus siguen disparándose en Italia, donde hoy volvió a batirse un nuevo récord: se registraron 368 muertos más en tan solo 24 horas, que elevaron el número total a 1809.

El número de contagios también fue récord, con 2853 casos más en sólo un día, que llevó al número total de casos a 24.747, casi 25.000.

En la conferencia de prensa cotidiana de la Protección Civil, su titular, Angelo Borrelli, consignó también que aumentó el número de personas curadas, que subió a 2335, 369 más que en la víspera, un dato positivo en medio de la alarma generalizada de un país paralizado y en cuarentena.

La mayoría de los muertos, 1218, tuvieron lugar en Lombardía, en el norte, donde en un solo día fallecieron 252 personas. Lombardía, la región locomotora de Italia, es el foco del brote y fue hasta ahora la más castigada de la península. De los contagiados, 1518 se encuentran en terapia intensiva, 8372 internados con síntomas y 7860 en aislamiento domiciliario.

Borrelli reiteró su llamado a «limitar al máximo» las salidas fuera de casa. Silvio Brusaferro, del Instituto Superior de la Sanidad, también hizo el mismo pedido y detalló que estaban analizando las cifras de los contagios tanto a nivel regional, como nacional, para entender si ya se alcanzó el pico, o no.

Brusaferro destacó cómo varios otros países europeos estaban adoptando las mismas medidas que Italia para frenar los contagios y elogió la labor de cenetenares de médicos y enfermeros que están atendiendo a los contagiados, «aun poniendo en riesgo su vida».